post

Mantenimiento de cocinas integrales a gas o eléctricas

El aspecto que asegura una larga vida a un electrodoméstico y, por lo tanto, a una cocina es el mantenimiento. Aunque actualmente los diseños están orientados a la auto-limpieza (hornos pirolíticos), sobre todo los equipos eléctricos, a las cocinas a gas es muy conveniente dedicarlas la mayor atención desde el punto de vista del mantenimiento de un servicio técnico. Uno de los problemas más frecuentes que se da es provocado por la suciedad de un horno. La grasa que se va acumulando en su interior, si no es retirada habitualmente, puede llegar a obstruir los orificios de los fogones internos y obligar a llamar al servicio técnico. Por ello, se revisten los interiores de estos aparatos con unos esmaltes especiales que dificultan la adherencia de la grasa a sus paredes.

La ventaja de la cocina a gas es lo económica que es por el combustible usado, pero por ello mismo puede sufrir unos tipos de averías distintos a los que sufriría una cocina eléctrica. Las placas vitrocerámicas consumen electricidad en su mayoría (menos las de cristal-gas) y las averías por suciedad se reducen al mínimo porque se limpian muy fácilmente. Los daños que puede sufrir se pueden resumir en roturas del cristal vitrocerámico por algún golpe, o averías electrónicas en general. En ambos casos hay que solicitar servicio técnico para el arreglo de la avería.

Para comentar debe estar registrado.

%d bloggers like this: